martes, 31 de mayo de 2011

98. PRINCIPE AÚN

.

Hace unos días, pasando por el puente, nos encontramos a Guillermo en bicicleta y le paré para hacerle una foto porque algunos me habían dicho que era el hombre más viejo de Anguciana. Guillermo tiene 84 años y se le puede ver cavando a diario en su huerta de la carretera o al manillar de su empresa de transportes, como él dice. Pero aunque sea el hombre más viejo del pueblo viviendo en Anguciana, aún no es el rey porque según me dijeron luego en el bar, ese honorable título le corresponde a Carmelo Yusta, con 92 años.

A Carmelo Yusta le he mencionado un par de veces en este blog, la primera con motivo de su excelente trabajo de organización de partidos de pelota en los años sesenta, y la segunda (v álbum de Maite Yusta) con motivo de la visita familiar del Gobernador Civil al Soto invitado por él mismo, pero aún no he dado con ninguna foto suya. A ver si pronto arreglo ese fallo pues no lo tengo lejos de mi casa en Logroño.

Cuando hace unos meses mi padre se moría en el Hospital de Logroño, Carmelo Yusta pasó por su habitación a verle, y yo sentí mucho no haber coincidido con ellos dos en tan hermoso momento. Siempre le estaré muy agradecido por ello. De todos modos,  y tras saber el dato que me dieron el otro día en el bar, creo que a partir de ahora le voy a recordar como el hombre que heredó su título.
.
.