miércoles, 3 de noviembre de 2010

76. RECUERDOS CRUZADOS

.

Poniendo Anguciana en google he descubierto un par de blogs de frailes franciscanos que pasaron por el Colegio Seminario en su niñez e intentan cultivar sus recuerdos del mismo.

ANGUCIANA

MIS RECUERDOS DE ANGUCIANA Y MI VENIDA A PERU

Como conté en La Piedra del Rayo a propósito del Castillo, la vida de los seminaristas era completamente cerrada y los niños del pueblo jamás tuvimos contacto con ellos. El único lugar en el que estábamos cerca unos de otros era la capilla del convento, pero bien separados: los seminaristas en el coro, y el pueblo de Anguciana debajo. Un video reciente del segundo de los blogs recuerda ese espacio ahora cerrado y vacío en el que todavía está aquella pintura del ábside que tan grabada tenemos en nuestra memoria: los del pueblo a la izquierda, los franciscanos a la derecha, y un chaval seminarista haciendo de puente. Pero que yo recuerde, creo que no hubo ni un solo hijo del pueblo que se hiciera fraile en ese convento. Curiosa reflexión esta y buenos documentos de... “recuerdos cruzados”.
.
.